Tips para viajar con tu perro

La temporada vacacional se acerca y tal vez estás planeando descansar unos días fuera de la ciudad; pero, ¿y si esta vez es diferente y disfrutas un tiempo de relajación y diversión no sólo con tu familia sino también con tu perro?

BestDay.com te da algunos tips para que antes de hacerlo tomes en cuenta algunas consideraciones para que el trayecto sea placentero y, sobre todo, seguro.

Considera si viajar con tu perro es lo mejor para él, ya que los animales preñados, enfermos o lastimados es preferible que se queden en casa; por tal motivo, es necesario visitar al veterinario para que evalúe su estado de salud y te indique si está en condiciones de hacer un recorrido.

Recuerda, tu perro debe contar con un collar, placa de identificación, certificado de salud, vacunación y desparasitación.

Algo muy importante es asegurarse que el alojamiento al que llegarás es un hotel pet friendly, indaga si tienen algún cargo adicional o requerimientos especiales, así evitarás cualquier sorpresa.

El siguiente paso es considerar el método que usarás para viajar. Lo mejor para un perro es viajar en coche, tiene menos estrés y es menos complicado. Lleva agua para darle de tomar, recuerda que el mayor enemigo de un perro es la deshidratación. Haz paradas suficientes para que pueda ir al baño ¡no olvides las bolsitas de basura! dale algún bocadillo durante el trayecto, pero sin excederse ya que los perros tienden a marearse en viajes largos y pueden tener ciertos “accidentes”.

Si tu perro es pequeño considera llevarlo en una jaula en el asiento trasero del coche con algún juguete o carnaza. De la misma manera, si tu perro es grande, ponle un arnés que puedas sujetar al cinturón de seguridad del asiento trasero ¡en ningún momento permitas que el perro esté en tu piernas o en el asiento del copiloto, ya que si se altera será un peligro para ambos.

Por otra parte, si tienes que tomar un vuelo considera las normas de seguridad, la mayoría de las líneas aéreas sólo permiten animales pequeños para que viajen contigo, pero solo dentro de sus jaulas y ubicados en el compartimento de equipaje ligero. Investiga con anticipación los cargos extra de transporte de animales y asegúrate que el embalaje donde va a viajar tu perro sea la conveniente y esté bien ventilado. Es recomendable no sedar a los animales durante el vuelo, ya que esto puede causar complicaciones respiratorias.

Trata de que tu perro vaya al baño antes de ponerlo en su jaula y dale de comer y beber entre 4 y 6 horas antes del despegue. En el piso de la jaula pon material absorbente, y asegúrate de que esté bien ventilada. ¡Mantente tranquilo! Los perros son sensibles a tu estado de ánimo no les transmitas tu nerviosismo o se pondrá ansioso.

Una vez que llegues a tu destino, toma una caminata para que estire sus patas, evita dejarlo solo en la habitación, esto podría molestar a otros huéspedes.

Si tus días de asueto serán en la playa, también hay implicaciones importantes a considerar, ya que después de un día de sol, arena y mar; al igual que tú, también tu perro debe bañarse para quitar todo el exceso de sal ya que esto le puede generar problemas en la piel y mucha picazón.

Como parte de tu recorrido investiga si hay restaurantes que incluyan el servicio para mascotas, el poder compartir cada momento del viaje con tu perro será una experiencia realmente increíble.

Actualmente, miles de personas viajan año tras año con sus mascotas y muchos hoteles, condominios y departamentos vacacionales están comenzando a tomar en cuenta a estos peludos compañeros en sus instalaciones. No lo pienses más, reserva ahora tu estancia en los hoteles pet friendly que bestday.com tiene para ti.